sábado, 8 de septiembre de 2018

Todo lo que deseo


Incrédulos tortolitos que se miran sin cesar. Que la risa los rescate del sinvivir cotidiano. Y que refloten, que resurjan del abismo de la ausencia. O se hundan para siempre, envolviéndose en fragancias de cariño, abrazados, para no volver jamás. Que les vaya bien, es todo lo que deseo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario